domingo, 11 de noviembre de 2012

Donde el sistema se ha colgado

El sistema no responde. Pantalla azul. Pantalla negra. Pantalla bloqueada... Probamos todo. Cerramos programas, desinstalamos aplicaciones, borramos archivos... Bajamos sueldos, despedimos a trabajadores y desahuciamos a la gente de sus viviendas. Encontramos virus que ven brotes verdes de forma recurrente... pero es difícil sobornar el olor a tierra quemada. Detectamos elementos corruptos que desestabilizan el sistema y toman el control. El sistema responde con mensajes de alarma: "No hay pan para tanto chorizo" pero sigue la debacle.
Finalmente decidimos consultar a un experto en hadware para ver si pudiera haber algún fallo de dispositivo. Finalmente determina sin lugar a dudas que esta crisis no acabará nunca. ¿Cómo es posible? Cueste mas o cueste menos ¡todas las averías tienen solución! Pero no es una avería, es algo mucho mas sencillo: BATERÍA BAJA, el PIB ya no puede crecer. Nuestro sistema tiene un error fatal de diseño, necesita de un crecimiento infinito para alimentar la mentira que lo devora.
Las leyes de los hombres y las leyes que hemos atribuido a Dios, deben someterse a las leyes de la Naturaleza. La termodinámica dice que no somos dioses. No podemos crear materia ni energía.
Necesitamos nuevo sistema operativo, no es suficiente reiniciar sistema. No es tan difícil. No necesitamos ideas geniales, solo sensatez. El 1% no cabe en el nuevo sistema. Ya no queda energía para alimentar tanta injusticia, tanta ambición y tanto egoísmo.

13 comentarios:

  1. Camino, me parece una grandísima metáfora este título sin contenido de entrada. Incita a la reflexión e, incluso, a la sonrisa triste. ¡Bien colgado tenemos al sistema, sí!
    Un abrazo grandísimo.

    ResponderEliminar
  2. @ Isabel Martinez Barquero
    Perdona por el error. E intentado escribir una entrada que sea mejor que el propio silencio. No es fácil conseguirlo.
    Un abrazo y suerte con tu nuevo libro.

    ResponderEliminar
  3. Siempre te he dicho que eres de los esenciales. Tras leerte hoy no puedo por menos que ratificarme.

    Eso es lo que necesitamos y no otra cosa: cambiar el modelo. El resto ya no me interesa.

    Siempre me había incomodado la postura de ciertos sabios que se retiraban, que optaban por no luchar, sólo por hacer los cambios necesarios en su pequeño y humilde entorno. Mi disposición natural me hacía verlo una pérdida de tiempo, porque viendo la categoría de mucha de esta gente no era tan necio como para decir que ellos, justo ellos, eran los egoístas. Pero sí que me parecían sabios inútiles, que no ayudaban en nada a cambiar lo que tan urgente era, es.

    Y mira, ahora los entiendo mejor, y su postura se me antoja, incluso, la única verdaderamente sensata.

    Te mando un abrazo lleno de afecto.

    ResponderEliminar
  4. @ Eastriver
    No podemos cambiar sin cambiar, avanzar sin dar pasos. La ambición no lleva muy lejos si no contempla la coherencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Linux va bien...y el Nazareno decía aquello de "es más facil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el reino de dios. (vamos, que tenga conciencia).
    Un abrazo.
    Tula.

    ResponderEliminar
  6. muy certero tu decir, hay que inventar otro sistema ¡caray!
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Nuestro virus consume demasiada energía especulativa limitando los recursos y el rendimiento necesario para el resto. Pero el mayor problema llega cuando logra legitimarse a ojos de los usuarios como si fuera un programa útil. Entonces el virus se convierte en alienación y, como todo virus que no se combate, puede acabar con el sistema o con el cuerpo que lo tolera. De alguna manera hay que desinstalar la fe en el copyright de las corporaciones privadas y pasarnos todos a sistemas libres basados en el procomún.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena entrada. Debenos cambiar todas las piezas. Para ello no necesitamos sabios. Un nuevo sistema solo podrá ser diseñado por los ciudadanos. ¿A qué estamos esperando para empezar?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. @ Anónimo
    Si le preguntamos a la iglesia por estas palabras del Nazareno nos dirá que lo que el Cristo quería decir realmente es que... ¡dios condena el matrimonio homosexual!

    ResponderEliminar
  10. @ Ecora
    Nuestro sistema es parásito y suicida, pero ante todo es manipulador y mediático. Hasta ahora, lo mas corrupto de nuestra sociedad vivía del crecimiento económico, el resto vivíamos de las migajas. Mantener el modelo actual lleva inexorablemente a una escalada sin precedentes de las desigualdades sociales, a la exclusión social y a una hambruna global a la vuelta de la esquina.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. @ Juliana Luisa
    Puede que no sea necesario cambiar todas las piezas, podemos empezar con pequeños cambios de rumbo, tomar cada uno de los cascotes y construir con ellos un nuevo modelo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. En efecto, tan solo es ese 1% el que no cabe en el sistema, aunque sean sus dueños.
    Excelente.

    ResponderEliminar
  13. Me ha parecido una maravilla tu entrada. Enhorabuena.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...