sábado, 5 de febrero de 2011

Avatar, Gaia y el fin del capitalismo

Gaia no conoce el dinero. Gestiona energía, materia y vida. Su modelo económico respeta las leyes de la física y es tan versátil que nos sirve también para hacer una crítica de cine.
Un modelo sencillo.
Sistemas cerrados: intercambian energía pero no materia con el exterior.
Sistemas abiertos: intercambian materia y energía con el exterior.
Las leyes fundamentales de la termodinámica. Nada nuevo.
Pandora es un sistema cerrado. Como antaño ocurriera en la Tierra, la energía se gestiona en un modelo económico de estado estacionario.
Los humanos gestionan ahora su propio planeta como un sistema abierto. Necesitan por tanto, intercambiar materia con el exterior. Su modelo económico se parece bastante al actual, de crecimiento continuo. Necesitan por tanto colonizar otros planetas en busca de nuevos recursos y probablemente lanzar al espacio sus residuos mas peligrosos.

La cultura de los habitantes de Pandora se rige por criterios morales compatibles con su modelo económico.
La cultura humana ser rige por principios morales adaptados a un sistema abierto. Este sistema abierto está representado por tres estamentos. Ciencia, comercio y ejército. Como ocurre en la actualidad, la ciencia es la que en un principio parece mas abierta a reconocer los valores del sistema cerrado. Es la que proporciona los conocimientos. Pero los que toman las decisiones, el estamento teleológico, el que responde a la pregunta ¿para qué usamos el conocimiento?, es la empresa que explota las minas y representa al comercio. El ejercito es el brazo ejecutivo del estamento teleológico.
Los humanos se interrelacionan con las máquinas y la tecnología. La sociedad del sistema cerrado de Pandora con el resto de seres vivos. La sociedad tecnológica no es autosuficente, mientras que la sociedad biológica sí lo es.
La moralidad, los principios del bien y del mal, no necesitan ser interpretados en términos absolutos, sino como las reglas de juego que rigen en cada uno de los sistemas y que son fruto de la adaptación emocional a los mismos, por parte de cada una de las especies o culturas.
El desarrollo y desenlace del choque entre en sistema cerrado y el sistema abierto, es lo que en términos generales relata la película.
Fascinados por los logros tecnológicos y atrapados por las mentiras mediáticas, los que defienden el capitalismo olvidan que sus propios fundadores preconizan el desastre, el fin del crecimiento. La tecnología, sin embargo, no permite alterar las leyes fundamentales de la física. Llegado a ese punto solo quedan dos caminos: el colapso y la hecatombe o una economía del estado estacionario. Hay muchas formas de salir de esta crisis económica, pero salidas solo una: gestionar el planeta como lo que es, un sistema cerrado.

16 comentarios:

  1. Oh capitalismo generador de la pobreza y desigualdades.
    Oh neoliberalismo asesino. Creo en una economía participativa y en un pensamiento liberador.

    besos, Monique.

    ResponderEliminar
  2. Hace poco he visto esta película y saqué las oportunas conclusiones. Son seres respetuosos con su entorno, que lo defienden y se fusionan con él. El nuestro está viciado por la codicia y el expolio. Sólo una actitud integrada con nuestro hábitat nos hará sobrevivir.
    Mi mente no es científica, pero vislumbro de un modo poético tu mensaje, y me gusta siempre.
    Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  3. POdemos volver al trueque o inventar un sistema nuevo. NO hay ningùn sistema eterno. Eso es lo de menos. Sin embargo, impera el cambio de conciencia. Y si de acuerdo: ver a la Tierra como un sistema cerrado, haría que nos trataramos de salvar entre todos.

    ResponderEliminar
  4. coincido con Myriam, no hay sistemas eternos.
    Adoré la película y escribí en mi blog en su momento...
    http://solootraaficionada.blogspot.com/search/label/Avatar
    Ojalá algun día entendamos que tanto daño que le hacemos a nuestro entorno nos vuelve... Somos tan tontos! Tan enceguecidos por el brillo de un oro falso. Esta es la cultura de consumir, y comprar ilusiones falsas y temporarias y tomar antidepresivos cuando ese bienestar se esfuma.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó la peli. Yo también le dediqué un post y todo, je... Os recomiendo un libro relacionado con esto. Es de acceso libre:

    http://www.gerrymarten.com/ecologia-humana/indice.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Se va hinchando el globo ocultando lo obvio: que no se puede hinchar eternamente porque el destino es estallar en nuestras narices, con nosotros dentro.

    ResponderEliminar
  7. Ojalá nos concienticemos sobre el tremendo daño que hacemos al entorno y cada uno ponga su granito de arena para evitarlo. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Conciencia personal: entiendo que desde Mexico puedan verse de una forma tangible las consecuencias del neoliberalismo. En este blog siempre se tiene presente la tragedia de Ciudad Juarez.
    Un abrazo desde aquí.

    ResponderEliminar
  9. Isabel: Ciencia y literatura deben pactar un entendimiento cuando de sobrevivir se trata. Como bien dices, es una cuestión de actitud y de sabiduría emocional.

    ResponderEliminar
  10. Myriam: La riqueza puede existir y desarrollarse sin dinero, pero el dinero puede destruir la vida y la riqueza.
    Necesitamos un enfoque sistémico, la capacidad para ver el bosque y no solo a los árboles. Ver la Tierra como un sistema cerrado es ajustar nuestra visión a la realidad, no es un planteamiento filosófico, es una forma de que la filosofía ponga los pies en el suelo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Carolina: es un placer pasear por tu blog. Estamos cambiando el oro de la vida por cuentas de cristal. Pero somos seres vivos y nunca deberíamos olvidarlo.

    ResponderEliminar
  12. Hugo: lo leeré en cuanto me sea posible aunque por lo que he ojeado creo que es excelente. Hacen falta muchas voces como esta, con rigor y sentido común.
    No nos queda mucho tiempo para que el cambio nos venga impuesto por el colapso de la economía.
    Resulta alarmante comprobar con que facilidad nos dejamos llevar por cantos de sirenas. No nos hemos recuperado de la decepción por la explosión de las burbujas inmobiliarias y seguimos aferrados al mito del crecimiento infinito.

    ResponderEliminar
  13. Eastriver: ya nos ha reventado un globo y seguimos empeñados en el absurdo de pensar que estamos ante una de tantas crisis del capitalismo.

    ResponderEliminar
  14. Belkis: esta es un cambio que debe empezar y terminar en los individuos. Necesitamos tomar conciencia. Como consumidores podríamos cambiarlo todo, pero cambiar los hábitos es algo que siempre se nos hace difícil.

    ResponderEliminar
  15. Cuando pase la crisis y uds contemplen a su sociedad CON MAS POBRES Y MUY POBRES entonses vendran los pseudosocialistas (que son exactamente los mismos que los capitalistas) y os culparan a vosotros-la clase media-de los desastre OCURRIDOS POR EL AJUSTE.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...