sábado, 30 de julio de 2016

Científicos haciendo pseudociencia: hacia un nuevo tecnofascismo.

Fig 1. La ciencia no permite manipular el método o la información para obtener un resultado deseado.  Declarado o no, ese es el objetivo del poder, donde el conocimiento y el medio a través del cual se transmite, son intervenidos y modulados por la intencionalidad para conseguirlo.





La peor pseudociencia, la mas tóxica, no es la del mercachifle que vende crecepelo, sino la de aquellos científicos que por su conocimiento de la ciencia, se encuentran en posición de corromper sus principios de forma que las afirmaciones que proclaman aparezcan laureadas con el brillo de lo incontestable. A pesar de que la negación del principio de autoridad fue, y debería seguir siendo, uno de los principios básicos de la ciencia.

Podríamos pensar que estamos ante un fenómeno relativamente inofensivo o poco frecuente. Conviene aquí recordar que la idea del darwinismo social y la supremacía de una raza o nación han causado mas muertos que todas las guerras de religión en el siglo XX y son el soporte ideológico de varios genocidios. Lo que se ha repetido una y otra vez ha sido la experimentación con seres humanos, en cuanto una guerra ha roto las barreras morales que lo impedían. Ese batiburillo de genética y darwinismo social ha causado millones de muertos y parece que aún dará quebraderos de cabeza. Debemos pues mantenernos alerta, para que la ciencia y el poder que han traido los conocimientos aportados, no se vuelvan contra nosotros, realizando para ello una autocrítica constante. La ética de un científico está a veces respaldada por creencias y convicciones alejadas de la ciencia. La ciencia sin corazón nos ha traido imágenes de espanto.

 Una de las razones por las que el concepto de ciencia aun genera nuestras dudas, es que, mas que hablar de método científico, debiéramos hablar de métodos en la ciencia adaptados a diferentes disciplinas, muy compartimentadas y con poca comunicación entre ellas. La imagen que tenemos de una ciencia de verdades perfectas y absolutas no es fruto de una inexistencia de intromisiones o manipulaciones, sino de una falta de autocrítica. Quizá por ello sea mas fácil definir lo que NO es ciencia. Podemos trazar una línea divisoria clara por medio de la teleología, las intenciones u objetivos, resumidos en la pregunta ¿para qué? Fig 1
Fig 2 La penetración de actitudes pseudocientíficas por parte de técnicos y científicos se viene disfrazando precisamente de lucha contra la pseudociencia. Esto está distrayendo de problemas muy graves y permitiendo una sumisión total a los dogmas y poderes económicos.
Desde sus comienzos la ciencia ha interactuado con la tecnología. No todo es método. Desde el telescopio de Galileo al actual acelerador de partículas europeo, la tecnología ha ampliado los sentidos del ser humano y a su vez los nuevos conocimientos permiten mejorar esa tecnología. Un modelo basado en distinción teleológica, permite discriminar entre el conocimiento científico y su uso. La teoría de la relatividad, de la bomba atómica. Los conocimientos de genética, de los cultivos transgénicos. También nos permite aplicar el principio de que la mejor manera de evitar prejuicios contra nuevos conocimientos es produciendo con seguridad, usando con seguridad y eliminando residuos con seguridad y no tanto mediante campañas publicitarias.

El conocimiento es una fuente de poder. No es de extrañar por tanto que la ciencia se halle cortejada, presionada o condicionada por los poderes teleológicos. Es especial, los condicionantes económicos, como la necesidad de obtener financiación, pueden determinar qué se investiga y qué no, el cáncer o la enfermedad de chagas, reconocida por la OMS como una de las trece enfermedades mas desatendidas del mundo. La pseudociencia no es algo apartado o a lo que la ciencia sea completamente inmune. Se caracteriza por presentarse como ciencia, por intentar suplantarla, no solo porque sean conocimientos no obtenidos mediante el método científico. Así por ejemplo, la biblia o cualquiera de las religiones que se basan en ella no son pseudociencia, el "creacionismo" sí lo es. Creer en fantasmas, ovnis o el espagueti volador no es pseudociencia. El darwinismo social sí es pseudociencia.

Ocurre además que la palabra "ciencia" en el lenguaje habitual tiene un significado mucho mas amplio y con mas acepciones, que aquel por el que la misma ciencia se autodefine. Tenemos aquí el efecto inverso y personas del mundo de la ciencia o la tećnica, se aventuran en una caza de brujas, en la que no están respaldados ni autorizados por ningún método científico, pero presentándose como sus valedores. Generan así un tipo de pseudociencia desde arriba, mucho mas mezquina que la que aseguran combatir. Convirtiendo su actividad en un quitar la paja en el ojo ajeno.

Así científicos y técnicos, fuera de su especialidad y con ese principio de autoridad, nos dicen que hacen ciencia cuando en realidad están haciendo, economía, política, juicios morales u ostentación de trofeos en sus cacerías de magufos. Haciendo pseudociencia. La peor. La que está convirtiendo la ciencia en otra forma de religión y corrompiendo sus pilares.


Técnicos y científicos, a menudo tienden a pensar que su conocimiento o bagaje científico les hace inmunes a las falacias y prejuicios cognitivos que pretenden denunciar, como si su cerebro fuese distinto al de los demás por haber seguido una carrera de ciencias. Pero experimentos como la conferencia del doctor Fox y un análisis concienzudo de trabajos y conferencias científicas muestran lo contrario. Algunos científicos han demostrado cómo trabajos carentes de contenido podían pasar incluso una revisión por pares. Eliminar la autocrítica en la ciencia es eliminar la ciencia.

El método científico ha permitido que personas de diferentes lenguas, razas, nacionalidades, culturas, creencias, opiniones y épocas hayan podido comunicarse y construir el mayor legado de conocimientos en la historia de la humanidad. Pero no ha evitado la esclavitud, ni la crueldad, ni el agotamiento de recursos, ni el cambio climático, ni las guerras, sino que ha participado en ellas para hacerlas incluso mas letales y terribles.

La ciencia ilumina los caminos pero no nos dice cual de ellos andar.

Referencias:
- Pseudociencia. Wikipedia
- Ciencia. RAE
- Operación paperclip.
- Experimentación en seres humanos
- Escuadrón 731
- Thomas Khun 
- ¿Qué es la ciencia?
- El circo de la ciencia contemporánea
- ¿Qué es esa cosa llamada ciencia?

5 comentarios:

  1. El que lo dice
    lo es
    con el culo
    al revés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si necesita atención, le sugiero que se ponga en manos de profesionales y busque alguna mas cualificada que la mía.

      Eliminar
    2. Para quien no lo sepa:
      Alb = peakoilero que se aburría y aburre en la web de crisis enrgética y de tarde en tarde por burbuja info.
      ¡Quién te ha visto...!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...