jueves, 11 de febrero de 2016

Los títeres que han convulsionado al Reino de España.

Cada vez es mas difícil distinguir la realidad de la ficción, salvo cuando te ahogas huyendo de alguna guerra y tu hijo se hace famoso porque apareció muerto en una playa. Tan tierno, que ese día las fotos de gatitos le hicieron un sitio en la Red. Lo que voy a contarles no es ficción aunque lo parezca. No es realidad, aunque llegue a constar en los anales de la jurisprudencia y haya ocupado las portadas de los periódicos. Es un "lo he visto antes". Una premonición sin magia ni poderes. Les garantizo risas o lágrimas. Sean pacientes. Solo es un minuto.

¿Saben lo que es una máquina del fango? Hace el mismo daño que las mentiras pero es tan invisible como los engaños. Está lubricada con dinero. No el suyo o el mío. O puede que sí, cuando descubrimos que con malas artes nos han vaciado los bolsillos. Ni se me ocurre pensar que tengo alguna posibilidad contra esa máquina. Yo solo reparto destornilladores.

Esta historia, ni siquiera es mía. Solo dura un minuto en un teatro de títeres. Pero ha convulsionado al Reino de España. Presentaré primero a los actores:


Captura de pantalla sobre un vídeo filtrado.

La Máquina del Fango: está representada por una cámara de fotos y un único actor: PePe. En la vida real estamos ante un entramado mediático, político y puntos suspensivos.

PePe: Es el único elemento del vídeo que no es pasivo. Hace, deshace, lleva y trae. Es la forma coloquial del nombre propio José, muy común en España. Se han usado dos letras mayúsculas para que ningún hijo de vecino se pueda dar por aludido. PePe, tiene cara de malo y usa antifaz.

Prueba del delito: el letrero dice "GORA ALKA-ETA" ¿Que usted no lo entiende? Ya somos dos. Está escrito en vascuence. Pero al parecer los niños que asistieron a la representación sabían latín. Pero no es lo mismo. Significa algo así como "Viva ALKA-ETA". "ALKA-ETA" no significa nada, ni siquiera en vascuence, pero ALKA  tiene los cuatro primeros signos fonéticos de Al Qaeda. ETA fueron las siglas de un grupo armado vasco.

Carmela: No es una marioneta. Es un maniquí, un elemento pasivo que es manejado por la marioneta PePe. Esta diferencia es fundamental para entender lo que ocurre en el escenario. Hemos de tener en cuenta que esta representación ha llevado a la cárcel a dos jóvenes, sin fianza, y con acusaciones muy graves de enaltecimiento del terrorismo.

Ahora veamos la historia que ha convulsionado al Reino de España, disparado los titulares y llevado a la cárcel a opositores políticos de la derecha.
Creamos una linea de tiempo de ese vídeo en ese precioso minuto y cinco segundos que he podido encontrar en el tubo de los vídeos.

Segundo 3: después de aclarar la imagen tenemos un plano general de la representación. En el extremo izquierdo la cámara fotográfica y en el otro tenemos a PePe colocando al maniquí de Carmela frente a la cámara de la máquina del fango.

Segundo 4 a 7: PePe se dirije al centro del escenario y levanta el cartel de ALKA-ETA. La escena pasa a un primer plano.

Segundo 7 a 9: A Carmela le da un soponcio y cae al suelo del escenario.




Segundo 9 a 13: PePe, alarmado, se dirige hacia el maniquí de Carmela. Lo coge y lo vuelve a colocar frente a la cámara de la máquina del fango.

Segundo 13 a 22: Comienza a hacer gestos asegurándose el encuadre.

Segundo 22 a 30: Esta vez, PePe se asegura de que el cartel de "GORA ALKA-ETA" se vea en las manos del maniquí Carmela

Segundo 30 a 34: Es el momento álgido. PePe se dirige hacia la cámara y golpea el disparador, mientras una mano enseña un flash fotográfico justo en el segundo 34. No son los efectos especiales de la Guerra de las Galaxias. Pero para un guiñol puede servir.



Segundo 34 a 44: Contento con el resultado, nuestro PePe recoge su cámara de fotos (segundo 37), el botijo misterioso (segundo 40) y el cartel de "GORA ALKA-ETA" (segundo 44).

Segundo 44 a final: Finalmente, PePe carga con el maniquí de Carmela y desaparece al fondo del escenario.

Me temo que las capturas de pantalla son bastante malas. Pero es lo que tengo.
Sin embargo, el vídeo completo lo tenéis al pié de estas líneas.
 

Una profecía auto cumplida.

 Lo paradójico y ridículo de la historia, es que los medios de comunicación españoles han seguido al pie de la letra el guión de la obra de teatro, asumiendo el papel de PePe y su máquina del fango. Han recogido el cartel de "GORA ALKA-ETA" del escenario del guiñol, y lo han llevado a otro guión y otro escenario, la portada de los periódicos, donde nuestros titiriteros hacen apología del terrorismo y se hace responsable a la alcaldesa de la capital del país del mismo delito. El grado de linchamiento mediático ha llevado a tal psicosis, que tanto la alcaldesa, como los titiriteros víctimas de ese linchamiento han terminado asumiendo responsabilidades por un delito que no se ha cometido. Para una mayoría de personas ha pasado desapercibido el hecho de que si la imagen de un cartel y de un guiñol son por sí mismas delito, entonces la difusión de las mismas a través de todos los medios de comunicación, son estos quienes han realizado realmente la propaganda y el delito, solo que a una escala de muchos millones de personas y de muchos millones de niños.

Lo que puede hacernos llorar es comprobar el grado de poder e impunidad de la prensa. Que pueden mentir y tergiversar la verdad, no solo con una impunidad absoluta, sino además con la capacidad de trasladar la responsabilidad de sus crímenes sobre las víctimas. 

La realidad supera a la ficción.

La historia que se nos cuenta en el vídeo es una denuncia de la manipulación mediática, quizá un poco tosca. Está diseñada para un público adulto y hubiera pasado sin pena ni gloria, de no ser porque los medios de comunicación españoles la han convertido en un crimen de lesa humanidad. Pero el objetivo no son unos insignificantes titiriteros. El objetivo es ensuciar y crear sospecha sobre la alcaldesa de la capital de España y el desvío de la atención de la opinión pública sobre los muy graves casos de corrupción que afectan al partido en el poder. El concepto de máquina del fango fue acuñado por Umberto Eco para definir el periodismo controlado por las mafias. Un periodismo cuyo objetivo no es buscar la verdad sino ensuciarla.
Cada vez que la máquina del fango introduce confusión, también se expone a ser detectada. Los niveles de audiencia bajan y hay que buscar un nuevo cuerpo. Quienes empiezan este tipo de campañas, deberían ser conscientes del efecto rebote. Cuando intentamos desacreditar a alguien, no solo hablamos de ese alguien, también hablamos de nosotros mismos. Si en algún momento las miradas se dirigen hacia nosotros y los títeres desde abajo miran hacia arriba, pueden llegar a descubrir los intrincados mecanismos de la máquina del fango.

Escena del crimen justo después de producirse el atentado.

7 comentarios:

  1. Es de chiste... malo !
    Y Rato y Rita siguen en la calle....

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante y fíjate que no me sorprende ninguna maniobra de PePe . Umberto Eco y su máquina del fango, un tipo inteligente que lo mismo escribía ensayo, novela o te daba una clase magistral de semiótica... Supongo que PePe no habrá oído hablar de él... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una manipulación tan evidente no tiene como objetivo un grupo de titiriteros, sino distraer de la corrupción y ensuciar la democracia.

      Eliminar
  3. Hay algunos que no se conforman nunca con el monopolio del poder, quieren tener también el control absoluto de las ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque el conocimiento es la fuente de poder mas importante.
      Un saludo

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo en todo. Lo peor que pueden hacer los ciudadanos es permanecer pasivos.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...