domingo, 22 de septiembre de 2013

¿Qué es la ciencia?

Ya hemos visto que en el futuro que nos espera lo único de lo que aún disponemos en abundancia es el conocimiento. Ante un problema de agotamiento de recursos cada vez será menos lo que poseamos y si lo que llamamos progreso tiene o ha tenido sentido alguna vez, solo nos queda un camino evolutivo: avanzar en lo que somos. Porque lo cierto es que el ser humano no es hoy mucho mas inteligente que hace mil años. Lo que nos ha traído hasta aquí, aparte de la energía abundante y los materiales con que hemos creado las estructuras tecnológicas que nos rodean, es la acumulación de conocimientos a través de siglos y milenios: la cultura.

CONOCIMIENTO Y PODER
Giordano Bruno, tras una condena de mas de 8 años de cautiverio, fue quemado vivo por la Iglesia Católica en febrero del año 1600. Su crimen fue defender la idea de la existencia de múltiples sistemas solares y la infinitud del Universo. El conocimiento estaba dictado por la autoridad, la tradición y la fe. La tortura y la muerte para quienes manifestaran cualquier disidencia, era la forma que tenía el poder vigente de imponer la costumbre y mantener la fe.
Galileo sin embargo consiguió sobrevivir a la Inquisición pero tuvo que claudicar. En términos vulgares se puede decir que su crimen fue afirmar y demostrar el movimiento de la Tierra alrededor del Sol y sobre sí misma. La primera condena de la Iglesia le permitía que expresara sus teorías solo como hipótesis, en latín, un idioma culto que desconocía la gente de la calle, y le exigía que no publicara las pruebas que las demostraban. Galileo sin embargo siguió presentando las evidencias que obtenía con su telescopio. Esto le valió una segunda condena a prisión perpetua y a renegar públicamente de sus descubrimientos, ideas y demostraciones, si no quería acabar como Giordano Bruno.
A día de hoy, la Iglesia Católica aún no ha rehabilitado a Galileo. Eso significa, según el Cardenal Ratzinger (Papa Benedicto XVI retirado en febrero de 2013) que "la sentencia contra Galileo fue razonable y justa, y solo por motivos de oportunismo político se legitima su revisión".
Bien, ya sabemos lo que existía y sigue existiendo antes de que surgiera la ciencia tal y como la conocemos actualmente. Antes de la ciencia, el conocimiento al que la gente podía tener acceso estaba dictado por el poder, la población se mantenía así en un sistema de creencias mediante la eliminación sistemática de las ideas que pudieran cuestionar la versión oficial valiéndose de la censura. Se combatía a quienes se atrevían a manifestar algún tipo de disidencia mediante la tortura y el asesinato legal. Destruir lo que no se entiende o eliminar a quienes disponen de conocimientos que pueden darles una ventaja estratégica y ser menos permeables al engaño, es una constante en la historia, en los patios de colegio y en los actos inaugurales de todas las dictaduras.
Resumiendo, el conocimiento es poder y el poder siempre ha buscado el control del conocimiento. Por un lado para obtener ventaja y por otro, para ser mas eficaz en el engaño. El conocimiento como herramienta y como arma. No podemos olvidar sin embargo lo que muestran todas las fotos de gobernantes: el poder es cosa de hombres. Me temo que la testosterona sea posiblemente la mas fiel servidora de la teleología.

UNA DEFINICIÓN PARA TODOS LOS PÚBLICOS
Para quienes estén interesados en profundizar en lo que es la ciencia y los pormenores del método científico siempre tendrán la Wikipedia, aunque mas que de un solo método científico sería mas correcto hablar de métodos científicos adaptados a las diferentes disciplinas. Hay algo en común, en todos ellos: la ciencia busca la verdad pero siempre desconfía de haberla encontrado. Es lo que se llama pensamiento crítico. Aunque parezca mentira, a nuestros científicos apenas se les forma en Filosofía de la Ciencia, por lo que es bastante habitual asistir al penoso espectáculo que ofrecen algunos blogs que pretendiendo hacer divulgación científica emplean su tiempo en la cacería de magufos (personas que creen en fenómenos paranormales y ovnis) mientras que su pensamiento crítico se apaga frente a los desvaríos y manipulaciones del poder, hasta tal punto, que podrían acabar concluyendo que la causa del hambre en el mundo es la escasez de devotos de Monsanto.
Las verdades científicas son verdades expuestas siempre a la crítica y se consideran como tales mientras no se demuestre lo contrario. Así pues, algunas tienen una vida bastante efímera, y otras, como las leyes de Newton aún se siguen usando por razones prácticas, a pesar de haber sido superadas por la Teoría de la Relatividad. Hay otra característica inherente al método científico y es que las afirmaciones puedan ser comprobadas por cualquiera. Sin embargo, a día de hoy, muy pocos tienen los conocimientos y el dinero necesario para poder realizar un estudio científico de calado, el actual modelo neoliberal está enviando a nuestros científicos al exilio, mientras se asfixia mediante los recortes a la investigación pública, con lo que el poder del conocimiento queda en manos de las corporaciones y del poder económico en general, que desde luego no está interesado en promover el pensamiento crítico. Es cierto que el poder busca la verdad, pero solo para negarla a la mayoría.

10 comentarios:

  1. Un artículo francamente bien presentado.

    Saludos
    mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Excelente y completo artículo que nos hace ver las cosas desde una perspectiva realista.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Curiosamente hoy explicaba en clase a alumnos de 4ºESO el significado del Racionalismo del siglo XVII, la razón por encima de la superstición y cómo el hombre podía conocer los hechos y fenómenos que ocurren a su alrededor por medio de una explicación científica.
    Fue un siglo de grandes descubrimientos científicos (el telescopio, la circulación de la sangre; etc) un siglo que desemboca en la Ilustración, dónde la ciencia se irá imponiendo, por fin, a las teorías manipuladoras de la Iglesia, por ejemplo, como tú comentas.
    Muy interesante este post, Gaia.
    Añadiría que, a veces, una se sorprende porque lo que ve parece tan burdo y falto de lógica que bien podría ser que hemos vuelto a esa edad oscura de siglos pasados...l
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me has hecho disfrutar con tu entrada, Camino, porque se puede decir más alto, pero no más claro.
    Ojalá conserves siempre esta lucidez maravillosa y ojalá quienes te leemos no creamos las paparruchas de un poder que esconde la verdad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy de acuerdo, el conocimiento es poder, por eso nos quieren ignorantes. La lectura diversa abre la mente y por suerte aún podemos acceder a ella por distintas vías.

    Gracias por tu comentario en casa, bienvenido de regreso a De amores y relaciones. <como sabes, ahora estoy de viaje y me asomo como puedo.

    Un saludo y feliz otoño.

    ResponderEliminar

  6. Excelente. Te animo a escribir con más frecuencia
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. Mark de Zabaleta y Antonio
    Gracias por vuestros comentarios

    ResponderEliminar
  8. @ Ginebra
    En buena medida, el progreso en el conocimiento que ha promovido la ciencia y el pensamiento crítico, se ha debido a los progresos técnicos que han permitido ampliar lo que podían percibir nuestros sentidos, como el telescopio de Galileo o el microscopio. Sin embargo, el uso que hemos dado a esos conocimientos no siempre ha sido el mas sensato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. @ Isabel Martinez Barquero
    Poder y transparencia parecen palabras antagónicas, casi tanto como vencer y comprender.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. @ Juliana Luisa
    Vienen bien los ánimos, la situación se está haciendo cada vez mas dura para todos.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...