sábado, 8 de diciembre de 2012

¿Qué podemos hacer?

A veces, cuanto mas condensada está la pregunta mas extensa resulta la respuesta. La mejor forma de predecir el futuro es actuar en el presente. Pero planificar exige tomar conciencia de los hechos pasados que nos han conducido al lugar en que nos encontramos. En el mundo físico y real se ciernen sobre nosotros las consecuencias de una economía basada en la creencia de que las leyes de la Naturaleza se plegarán a las leyes del hombre y de sus dioses, incluyendo al Mercado en ese Olimpo de la insensatez. Cambio climático, pico del petróleo, sexta extinción y superpoblación, parecían los efectos "colaterales" de un sistema económico vencedor, hasta que la realidad muestra que la victoria solo ha consistido en cortar la rama sobre la que andábamos subidos.
En un principio parece que los mas razonable es armarse de información precisa, completa y detallada que nos permita tener una perspectiva global de nuestros problemas. Viene bien comprobar antes de nada si ya hay alguien que ha realizado ese trabajo sistemático de compilación. El mejor trabajo que he encontrado lo podéis encontrar en este enlace, donde se puede visionar por capítulos. No es algo banal, es una presentación resumida que requerirá al menos de cinco horas de nuestro tiempo. La versión completa la inserto a continuación:


El Crash course se parece mucho a un cursillo acelerado de natación ante la inminente llegada de un tsunami y dedica el capitulo final a aquello que podemos hacer.
No es una panacea y está orientado a personas de nacionalidad estadounidense o de cultura anglosajona, pero una buena parte es común para todo el mundo. Lo que me parece mas interesante es que nos permite hacernos una idea de la conexión del dinero y el sistema económico con el mundo físico real, incluidas las conexiones que la mayor parte de los economistas no quieren ver.
Podemos clasificar varios ámbitos de actuación, personal, familiar, laboral, social y político, donde las responsabilidades dependen de las posibilidades de cada cual. Es un buen método pero necesitamos concreción. A modo de ejemplo arriesgaré dos propuestas para el caso concreto de España en su situación actual.

MONEDAS MUNICIPALES
Parto de dos ideas básicas: buscar una transición con los cascotes del sistema que se está derrumbando y hacerlo sacando el máximo partido de nuestros esfuerzos. Buscar ideas que ya hayan funcionado y adaptarlas al momento en que nos encontramos. La idea de las monedas locales no es nueva y han demostrado su eficacia... y la oposición de los grupos de poder económico para lo que suponen una pérdida del control de ese poder y una democratización monetaria. La utilización de una doble moneda la conocimos durante la transición al euro, es algo factible y se ha realizado antes. El ámbito de aplicación podría ser autonómico. Imaginemos Andalucía o Cataluña con sus propias monedas regionales, y que en vez de despedir trabajadores públicos pagamos una parte de su sueldo con moneda local, regional o nacional. Desde el gobierno actual se nos dice que no hay otro camino que cortar los árboles para evitar el incendio, excluir a un número creciente de personas, eliminar su demanda, para que el sistema pueda seguir en pie un tiempo más. Y si el dios Mercado decide invertir en fascismo o en esclavitud como ya está haciendo en Grecia ¿Debemos someternos?
La imagen superior muestra un ejemplo del esquema de funcionamiento de moneda local real. La propuesta de una moneda municipal va mas allá. El actual dinero fiat está respaldado por ¡confianza! y basado en deuda. Si respaldamos una moneda local con moneda fiat puede correr la misma suerte que esta en caso de colapso. Sin descartar en modo alguno estas iniciativas, una administración local podría respaldar su moneda con territorio. La emisión sería finita, sería un valor seguro, implicaría que todo sistema financiero asociado debería estar basado en el ahorro y evitaría el colapso de las administraciones locales. Sin entrar en mayores complejidades la idea fundamental es conseguir desbloquear los medios de producción.

MODIFICACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN

La última modificación de la Constitución Española, se ha realizado sin el consentimiento o aprobación del pueblo y constituye por sí misma, la implantación de una dictadura.

Artículo 135.
3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.
Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de PRIORIDAD ABSOLUTA.
 Asímismo, la misma propuesta por parte de los dos partidos mayoritarios ya nos decía "que justifica su consagración constitucional, con el efecto de limitar y orientar, con el mayor rango normativo, la actuación de los poderes públicos."

¿Quien "limita y orienta" la actuación de los poderes públicos?. Evidentemente los poderes privados.
Así pues, da igual la persona o grupo político que elijamos, tendrán que jurar el cumplimiento de una Constitución da PRIORIDAD ABSOLUTA a la satisfacción de los intereses del sistema financiero. La vida, la educación, la justicia, la libertad, la vivienda, la sanidad y la misma democracia son cuestiones secundarias. El neoliberalismo financiero ha entrado por la puerta trasera de nuestra Carta Magna y la ha secuestrado sin más. El crimen económico organizado tiene ahora carta blanca para el saqueo sistemático del país en nombre de las libertades y los derechos de los ciudadanos. Ningún otro artículo de la Constitución establece una prioridad de forma tan clara y contundente.  Y una dictadura se constituye precisamente estableciendo la prioridad una voluntad sobre todas las demás. Desde que se aprobó el artículo 135 España se convierte en una DICTADURA DE MERCADO FINANCIERO. La justicia ha quedado al margen de la ley. Lo que estamos viviendo es solo un periodo de adaptación al nuevo régimen en una estrategia perfectamente planificada. Jamás saldremos de esta crisis. No vamos hacia la recuperación de la senda del crecimiento. Tampoco vamos hacia una dictadura, hace mas de un año que vivimos en ella. Desde que se aprobó el artículo 135. La estrategia está ya muy clara: reflotar con dinero público al crimen económico organizado y permitirles a través de la misma Constitución el saqueo de todo lo que el pueblo ha conseguido con el esfuerzo de todos.

La ingenuidad es en estos momentos un pecado mortal de necesidad. La estabilidad presupuestaria pretendida jamás se alcanzará de esta manera, no es el objetivo, es la excusa. Cortar los árboles con las excusa de evitar el incendio. Y lo dicen quienes tienen un lanzallamas en sus manos. La única forma que tenemos de orientar nuestra economía a la satisfacción prioritaria de las necesidades básicas es promover una reforma de la Constitución que de prioridad absoluta a satisfacer las necesidades básicas de la población: alimentación, sanidad, trabajo, educación y vivienda. La supervivencia de los mas indefensos está, hoy por hoy, al margen de la ley.

domingo, 2 de diciembre de 2012

La solución final del neoliberalismo: matar de pobreza

Resulta difícil hacer un análisis de la situación actual prescindiendo de juicios morales cuando el esfuerzo de manipulación por parte de los gobernantes raya en lo patético por mas que empleen a un premio Nobel de literatura en la elaboración de eufemismos. La situación es mas que grave pero cuesta mucho distinguir cuanto hay de ineptitud y estupidez y cuanto de maldad y crimen económico organizado.
Tras el primer impacto de la crisis financiera de gestión privada, se pasa al escándalo del rescate con dinero público. Toca a todos pagar por la mala gestión de los especuladores privados. Pero una vez repuestos estos, comienza el saqueo de las empresas públicas RENTABLES mediante el eufemismo de la privatización. Con los impuestos de los ciudadanos los gobiernos neoliberales compran basura privada y malvenden tesoros públicos. ¿Resultado? El dinero se concentra en muy pocas manos y se dinamita el sistema productivo. Todo el poder económico en las peores manos.
Pero las desigualdades sociales no solo tienen una repercusión moral.  Tras el crash del 2008, han aflorado los datos: varios economistas (David A. Moss, Robert Reich) han subrayado que los dos momentos de mayor desigualdad registrada en EEUU son 1928 y 2007, justo antes de los mayores batacazos económicos de la historia contemporánea. El paralelismo es máximo: en 1928, el 1% más rico sumaba el 23,9% de la riqueza estadounidense; en 2007, el 23,5%.
Hay algo que no nos dicen sobre las leyes del mercado. No se trata solo de oferta y demanda. La demanda no se mide solo por la necesidad o el deseo de algo, sino por la capacidad monetaria para poder pagarlo. Con el dinero concentrado en muy pocas manos el sistema productivo se orienta a proveer de bienes y servicios a los mas ricos. La gente ofrece su trabajo y demanda alimentación, vivienda, justicia, sanidad y educación, pero esas demandas no cuentan porque "ya no pueden permitírselo" y no poseen los medios de producción. Resultado: sanitarios, agricultores y maestros en paro, mientras la gente se queda sin educación, sin sanidad y sin comida. Pasamos de una economía que satisface necesidades, a una economía orientada a mantener privilegios. Así, se pone al propio Estado, legislación incluida, a los pies de multimillonarios en el proyecto de EuroVegas mientras que jornaleros que piden tierra para trabajar son tratados como criminales.

¿PODRÍA SER PEOR?

En realidad es mucho peor. Si acaso está asustado o asustada, solo puedo decirle una cosa: no lo suficiente. Hasta ahora el crecimiento económico voraz había mantenido sólidos los pilares del capitalismo. Tras el pico de producción del petróleo acaecido en 2006 el panorama se torna mucho mas sombrío. Hay que recordar que el pico de producción no significa que se agota un recurso, sino que a partir de ese momento la producción es cada vez menor. Pero como la oferta ya no puede satisfacer la demanda, el sistema solo puede mantenerse destruyendo dicha demanda. O lo que es lo mismo, el crecimiento económico solo puede darse mediante el canibalismo. Así pues, todos los sacrificios hechos en el altar de los mercados para "volver a la senda del crecimiento" son sacrificios vanos. Pretender crecer en el actual contexto de crisis energética es como querer recorrer cada vez mas kilómetros usando cada vez menos combustible. Sin embargo, aún nos encontramos en el momento histórico en que la humanidad consume mayor cantidad de recursos, los altos niveles de exclusión social son la respuesta del modelo neoliberal globalizado a su propio fracaso.
Pero todo tiene un límite,  las desigualdades sociales también. Por ahora, los bancos de alimentos han permitido la contención del hambre en España, sin embargo en un futuro cercano, el estallido social será inevitable. Al hambre no se la engaña llamando austeridad a la exclusión social. Ni llamando valentía a la desfachatez en el ejercicio del saqueo de lo público.

LA DESTRUCCIÓN DE LA DEMANDA

En el primer gráfico que aparece a continuación, podemos observar la estrecha relación entre precios del petróleo y precios de los alimentos. En el segundo gráfico la relación entre precios de los alimentos y revueltas sociales. La energía no es una mercancía cualquiera, es la que genera trabajo en nuestra civilización. Los alimentos tampoco son una mercancía cualquiera, son los que nos mantienen vivos.
La destrucción de la demanda debida a la incapacidad física para que la producción de petróleo siga siendo creciente, implica la destrucción de los propios seres humanos. Matar de hambre.
Mientras la tormenta se acerca, nuestros gobernantes nos prometen que si somos sumisos y callados, su santidad "El Mercado" multiplicará los panes y los peces, o con un poco de suerte elegirá a otro cerdo para el sacrificio.

Si consideramos nuestra sociedad como un gran organismo, la concentración de recursos en una pequeña minoría se asemeja al efecto que tiene un cáncer en nuestro cuerpo. Algunas células "olvidan" su función y manipulan el sistema para desviar los nutrientes en su exclusivo beneficio egoísta. El resultado es la corrupción del sistema vivo y en un alto número de casos, el colapso y la muerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...