sábado, 8 de diciembre de 2012

¿Qué podemos hacer?

A veces, cuanto mas condensada está la pregunta mas extensa resulta la respuesta. La mejor forma de predecir el futuro es actuar en el presente. Pero planificar exige tomar conciencia de los hechos pasados que nos han conducido al lugar en que nos encontramos. En el mundo físico y real se ciernen sobre nosotros las consecuencias de una economía basada en la creencia de que las leyes de la Naturaleza se plegarán a las leyes del hombre y de sus dioses, incluyendo al Mercado en ese Olimpo de la insensatez. Cambio climático, pico del petróleo, sexta extinción y superpoblación, parecían los efectos "colaterales" de un sistema económico vencedor, hasta que la realidad muestra que la victoria solo ha consistido en cortar la rama sobre la que andábamos subidos.
En un principio parece que los mas razonable es armarse de información precisa, completa y detallada que nos permita tener una perspectiva global de nuestros problemas. Viene bien comprobar antes de nada si ya hay alguien que ha realizado ese trabajo sistemático de compilación. El mejor trabajo que he encontrado lo podéis encontrar en este enlace, donde se puede visionar por capítulos. No es algo banal, es una presentación resumida que requerirá al menos de cinco horas de nuestro tiempo. La versión completa la inserto a continuación:


El Crash course se parece mucho a un cursillo acelerado de natación ante la inminente llegada de un tsunami y dedica el capitulo final a aquello que podemos hacer.
No es una panacea y está orientado a personas de nacionalidad estadounidense o de cultura anglosajona, pero una buena parte es común para todo el mundo. Lo que me parece mas interesante es que nos permite hacernos una idea de la conexión del dinero y el sistema económico con el mundo físico real, incluidas las conexiones que la mayor parte de los economistas no quieren ver.
Podemos clasificar varios ámbitos de actuación, personal, familiar, laboral, social y político, donde las responsabilidades dependen de las posibilidades de cada cual. Es un buen método pero necesitamos concreción. A modo de ejemplo arriesgaré dos propuestas para el caso concreto de España en su situación actual.

MONEDAS MUNICIPALES
Parto de dos ideas básicas: buscar una transición con los cascotes del sistema que se está derrumbando y hacerlo sacando el máximo partido de nuestros esfuerzos. Buscar ideas que ya hayan funcionado y adaptarlas al momento en que nos encontramos. La idea de las monedas locales no es nueva y han demostrado su eficacia... y la oposición de los grupos de poder económico para lo que suponen una pérdida del control de ese poder y una democratización monetaria. La utilización de una doble moneda la conocimos durante la transición al euro, es algo factible y se ha realizado antes. El ámbito de aplicación podría ser autonómico. Imaginemos Andalucía o Cataluña con sus propias monedas regionales, y que en vez de despedir trabajadores públicos pagamos una parte de su sueldo con moneda local, regional o nacional. Desde el gobierno actual se nos dice que no hay otro camino que cortar los árboles para evitar el incendio, excluir a un número creciente de personas, eliminar su demanda, para que el sistema pueda seguir en pie un tiempo más. Y si el dios Mercado decide invertir en fascismo o en esclavitud como ya está haciendo en Grecia ¿Debemos someternos?
La imagen superior muestra un ejemplo del esquema de funcionamiento de moneda local real. La propuesta de una moneda municipal va mas allá. El actual dinero fiat está respaldado por ¡confianza! y basado en deuda. Si respaldamos una moneda local con moneda fiat puede correr la misma suerte que esta en caso de colapso. Sin descartar en modo alguno estas iniciativas, una administración local podría respaldar su moneda con territorio. La emisión sería finita, sería un valor seguro, implicaría que todo sistema financiero asociado debería estar basado en el ahorro y evitaría el colapso de las administraciones locales. Sin entrar en mayores complejidades la idea fundamental es conseguir desbloquear los medios de producción.

MODIFICACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN

La última modificación de la Constitución Española, se ha realizado sin el consentimiento o aprobación del pueblo y constituye por sí misma, la implantación de una dictadura.

Artículo 135.
3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.
Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de PRIORIDAD ABSOLUTA.
 Asímismo, la misma propuesta por parte de los dos partidos mayoritarios ya nos decía "que justifica su consagración constitucional, con el efecto de limitar y orientar, con el mayor rango normativo, la actuación de los poderes públicos."

¿Quien "limita y orienta" la actuación de los poderes públicos?. Evidentemente los poderes privados.
Así pues, da igual la persona o grupo político que elijamos, tendrán que jurar el cumplimiento de una Constitución da PRIORIDAD ABSOLUTA a la satisfacción de los intereses del sistema financiero. La vida, la educación, la justicia, la libertad, la vivienda, la sanidad y la misma democracia son cuestiones secundarias. El neoliberalismo financiero ha entrado por la puerta trasera de nuestra Carta Magna y la ha secuestrado sin más. El crimen económico organizado tiene ahora carta blanca para el saqueo sistemático del país en nombre de las libertades y los derechos de los ciudadanos. Ningún otro artículo de la Constitución establece una prioridad de forma tan clara y contundente.  Y una dictadura se constituye precisamente estableciendo la prioridad una voluntad sobre todas las demás. Desde que se aprobó el artículo 135 España se convierte en una DICTADURA DE MERCADO FINANCIERO. La justicia ha quedado al margen de la ley. Lo que estamos viviendo es solo un periodo de adaptación al nuevo régimen en una estrategia perfectamente planificada. Jamás saldremos de esta crisis. No vamos hacia la recuperación de la senda del crecimiento. Tampoco vamos hacia una dictadura, hace mas de un año que vivimos en ella. Desde que se aprobó el artículo 135. La estrategia está ya muy clara: reflotar con dinero público al crimen económico organizado y permitirles a través de la misma Constitución el saqueo de todo lo que el pueblo ha conseguido con el esfuerzo de todos.

La ingenuidad es en estos momentos un pecado mortal de necesidad. La estabilidad presupuestaria pretendida jamás se alcanzará de esta manera, no es el objetivo, es la excusa. Cortar los árboles con las excusa de evitar el incendio. Y lo dicen quienes tienen un lanzallamas en sus manos. La única forma que tenemos de orientar nuestra economía a la satisfacción prioritaria de las necesidades básicas es promover una reforma de la Constitución que de prioridad absoluta a satisfacer las necesidades básicas de la población: alimentación, sanidad, trabajo, educación y vivienda. La supervivencia de los mas indefensos está, hoy por hoy, al margen de la ley.

22 comentarios:

  1. Las soluciones colectivas son difíciles: pasan siempre por los órganos que nos controlan. Solo queda sumar soluciones individuales. Buen trabajo el de este artículo.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, la supervivencia de los más indefensos está al margen de la ley porque, en realidad, la ley no existe en este país o está hecha por y para el beneficio exclusivo de una clase política corrupta, mafiosa y sin escrúpulos. Aquí un político no es condenado a nada, mientras que los demás estamos condenados a un suicidio colectivo.
    ¿Has oído los últimos planes "reformistas" del ministro de Educación?. Gratificará con dinero público a los centros concertados y privados que segreguen a sus alumnos por sexo, por ejemplo... hará obligatoria la asignatura de religión (que ahora es optativa y que debería haber desaparecido hace mucho tiempo de las aulas) estas y otras cosas más hacen que irremediablemente pensemos en tiempos pasados, en tiempos de "la letra con sangre entra" y de las coplas a los del cuadro...
    Agonizamos, Gaia, en un país en blanco y negro donde se impondrá en NO-DO.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, me he desviado un tanto del tema (deformación profesional) pero tu artículo es muy interesante y bien documentado, un análisis a tener en cuenta.

    ResponderEliminar
  4. Super interesante y muy bien expuesto. Volveré para visitar el enlace y para digerirlo poco a poco. Bsss.

    ResponderEliminar
  5. @ Pedro Ojeda Escudero
    Las soluciones colectivas son difíciles deben estar basadas en acuerdos de mínimos y en prioridades. El problema es que cuando en un conjunto de derechos se prioriza uno de forma absoluta y se relegan los demás al cumplimiento de aquel, que representa los intereses de una élite de la población, estamos ante el constructo de una dictadura. Ya se paga en intereses mas de la mitad del presupuesto del servidores públicos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. @ Ginebra
    Hasta en las peores dictaduras existe ley, lo que no hay es justicia.
    Lo que nos espera es algo peor que el NO-DO. Lo que no sabemos muy bien es cuando tendrán lugar los sucesos y a qué ritmo ocurrirán. Pero sabemos que nuestro sistema económico ha chocado con los límites físicos del planeta. Las leyes del mercado procederán a la destrucción de la demanda y en definitiva a la destrucción de las personas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. @ emejota
    Lamento que la exposición del Crash Course sea tan larga, y las explicaciones sobre creación del dinero y de la deuda se hagan sobre instituciones Norteamericanas en vez de con las europeas. También cuesta a veces asimilar algunas explicaciones matemáticas pero en conjunto es un trabajo serio, riguroso y honesto. Merece la pena invertir nuestro tiempo en verlo y estudiarlo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. La verdad que los temas tratados del Crash son interesantes y actuales(copié el enlace para leerlos con calma) manejar información de ese nivel, nos ayuda a reflexionar o al menos estar menos engañados por los gobiernos. Aboguemos por una economía participativa que favorezca al pueblo en su estar bien, no en aniquilarlo..

    Un abrazo, Monique.

    ResponderEliminar
  9. @ Conciencia Personal
    Querida Monique, te recomiendo encarecidamente el visionado del video. Casi todas las personas que habitualmente visitan el blog son de letras y puede resultarles algo duro el visionado de este curso sobre el crash basado en datos científicos y económicos, pero el esfuerzo merece la pena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Seguramente vendré a poner un comentario más extenso en cuanto termine el visionado del curso. Por ahora solo quería decirte que me esta resultando extremadamente interesante.
    ¡Ah!, yo soy de ciencias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Cierto, si no sabes en que jaula estás metido pues mala cosa.
    En cuanto a la moneda local me parece lo más acertado, por lo menos para empezar, debemos dar la vuelta a la tortilla y cuestionar TODO.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, terminé de ver el video. Con toda esta información, de ser verás, la respuesta a tu pregunta: ¿qué podemos hacer?, se me antoja muy compleja y de largo recorrido. Son muchas las amenazas (y muy seguidas) las que tendremos que afrontar en los próximos años. En este mundo finito, temo que ya hemos agotado parte de "las oportunidades de nuestro hijos"; o dicho más claramente: nuestra generación ha vivido parte de las "vidas futuras".

    ResponderEliminar
  13. @ tula
    La jaula en que nos hallamos metidos tiene salida, pero si en vez de una jaula fuera un pozo lo primero sería dejar de cavar para no hacerlo mas profundo. Las inercias de nuestro sistema, desde las leyes a las costumbres, nos abocan al colapso. Hay mas cosas para hacer que nuestra capacidad para hacerlas. Pero mientras mas se estrecha el cerco menos opciones hay, aunque por otro lado hace que la salida está mas clara.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. @ ibso
    En la parte que yo mejor conozco, energía y medio ambiente, la información es demoledoramente veraz, objetiva y objetivable. Sin embargo, eso no es suficiente. Lo mas interesante es que esa información se exponga de forma que mucha gente pueda entenderla, para que podamos hacernos una idea de cómo nos afectarán los acontecimientos en el entorno personal, familiar, social, nacional y global.
    Solo así podremos calibrar lo que podemos hacer a todas esas escalas.

    ResponderEliminar
  15. El éxito de las monedas locales deja en evidencia los fallos del sistema financiero oficial. En la práctica la moneda local equivale a implantar en una región concreta una sujeción de las finanzas a la economía real, una penalización para el ahorro especulativo, un arancel a las importaciones y una tasa a las transacciones financieras, es decir, cosas que también se podrían hacer con el euro siempre y cuando hubiera voluntad política para ello. Y esto es lo difícil, al menos mientras la mayoría no eche de los gobiernos a los timadores actuales. Lo mismo vale para la reforma constitucional que propones con buen criterio.
    Que siga la reflexión y la difusión de estas ideas.

    ResponderEliminar
  16. El Crash course es muy interesante e ilustrativo pero en las propuestas finales se echa en falta una dimensión política. (No es raro siendo “usamericano”). Como tú sueles recordar, nos hace falta una alternativa sistémica. El ejemplo más claro es la irrupción del comunismo a principios del siglo pasado: con independencia de cómo valoremos lo que ocurrió, el hecho cierto es que una propuesta política que convenció a la población cambió el sistema y su previsible evolución. Tambien las políticas de Keynes -no digo que sean las necesarias ahora- cambiaron como nunca antes la economía y la vida de las personas. Y el fascismo también es un caso de respuesta política que cambió las cosas y que, por desgracia, puede volver a hacerlo. De hecho las guerras son reacciones políticas, y ante ellas no se permite declararse objetor (salvo a la élite de siempre). No es realista pensar que en una situación de colapso social uno va a poder mantener sus opciones individuales. Es decir, una adaptación política, un cambio cultural y normativo, tendría (o tendrá) más fuerza que la acumulación de salvaguardas personales. La duda es si será una respuesta política saludable o si será dictatorial.

    ResponderEliminar
  17. Si estamos en esos puntos de las funciones exponenciales de población, consumo energético y endeudamiento provocado por la burbuja financiera, y le agregamos los signos de alerta de extenuación de los ecosistemas que nos sustentan, la falta de previsión, la falta de información (pretendida o no), el inmovilismo del poder y lo difícil de cambiar todo un sistema global... amigo mío, esto pinta bastante “jodido”.

    Y todo lo que se le ocurre a este señor después de tan arduo y exhaustivo trabajo es un cambio personal, prever los riesgos e ir dándole una solución local.

    Cualquiera de los retos mostrados son globales y, por lo tanto, ¿de qué servirán soluciones locales o nacionales?.

    Sin querer ser pesimista ni agorero, creo firmemente que nos enfrentamos al mayor reto para la supervivencia que haya tenido nuestra especie en toda su historia. Esto no es una crisis financiera, ni una más que probable crisis del petróleo, ni un problema de falta de recursos naturales o de tierra fértil; esto es, sencillamente, que este planeta se nos quedo de pronto muy pequeño para nuestra desaforada ambición.

    Y sigo pensando que la solución (de aún existir) deberá ser de toda la HUMANIDAD.

    ResponderEliminar
  18. @ Ecora
    Creo que cualquier intento de pilotar políticamente la transición hacia un mundo sin petróleo, será visto por la población como una dictadura, pero si sabemos distinguir entre libertades físicas y libertades individuales, la dictadura como tal no tendría por qué darse. Pero debemos entender que es bastante mas probable que el planeta acabe con nosotros que nosotros acabemos con el planeta. Llevamos diciendo cuarenta años que nuestro modelo es insostenible, y eso solo significa una cosa, que antes o después se derrumbará, de hecho ya lo está haciendo, pero a escala humana un proceso de varios años puede parecer largo. Hasta que nos toca a nosotros personalmente.
    Pienso que tienes razón y que o la salida es colectiva o todo se hundirá en un caos de crimen y miseria.

    ResponderEliminar
  19. @ Ibso
    El sistema no cambiará, sencillamente se irá desmoronando de forma mas o menos rápida. ¿Cuando terminará la globalización tal y como la conocemos? No lo sé, puede que ocurra de forma gradual con múltiples cracs o como un gran terremoto. Cada vez dispondremos de menos energía para el transporte y el comercio, por lo que las economías tenderán a ser locales y autárquicas o no serán.
    Tanto a escala global, a escalas intermedias o locales, las palabras clave son transición y economía del estado estacionario. Podemos añadir muchas mas, soberanía alimentaria, fin del dinero fiat, sostenibilidad, energías renovables no dependientes del petróleo, etc. Pero todas ellas pueden incluirse e la transición o en la economía del estado estacionario.

    ResponderEliminar
  20. Te felicito por los contenidos interesantes que expones en este blog. Me complace agregar tu blog al mio de Quisiera en bloguer y worpress como enlace preferente.

    Seguiré de cerca cuanto publiques, independiente de que contactemos para colaborar si lo consideramos oportuno.

    Feliz año nuevo 2013.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Pero... ¿Quien le pone el cascabel al gato? Quiero decir..., de acuerdo que este sistema no funciona, que es finito y que sólo funciona en beneficio de unos pocos, pero ¿cómo se puede cambiar todo esto? ¿haciendo una especie de revolución francesa y llevar a la guillotina a todos los políticos, etc. etc. y empezar de nuevo? Si siempre son los mismos los que manejan los hilos ¿cómo se cambia esto? España es un país bipartidista, o están los "Unos" o están los otros, que para el caso es lo mismo, y que pase lo que pase y hagan lo que hagan siempre están ahí.

    Muy interesante el tema. Un saludo

    ResponderEliminar
  22. @ Ginebra

    Me imagino que te referirás a la enseñanza de "religión católica" exclusivamente. Creo que es importante puntualizar pues yo no vería mal una asignatura donde se estudiase de forma genérica Las Religiones de este planeta, evidentemente no de forma dogmática. Creo que eso ayuda al enriquecimiento personal individual.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...