domingo, 19 de agosto de 2012

¿Por qué fracasan las renovables?

RENOVABLE NO ES LO MISMO QUE SOSTENIBLE.
En general llamamos renovables a aquellas energías que se encuentran libres en la Naturaleza y que además pueden obtenerse de forma continua o cíclica sin agotarse. Prácticamente todas ellas  derivan de la energía solar, excepto la geotérmica. La energía eólica, solar térmica, hidráulica, fotovoltaica o de biomasa, son las fuentes de energía renovable mas conocidas. Sin embargo, que no nos engañen ni nos engañemos, las energías renovables no son infinitas, pero si se gestionan de forma sostenible podemos disponer de ellas de forma indefinida. Uno de los grandes problemas que tiene el aprovechamiento de las renovables es que se encuentran en la Naturaleza de forma difusa o distribuida, por lo que nuestra tendencia a vivir en grandes urbes exige de un gasto energético muy importante en los procesos de captación, transporte, transformación y distribución. Así, tradicionalmente, para una mayoría de la población viviendo en el campo o en pequeñas urbes, obtener leña para su estufas requería pocos pasos y distancias de transporte reducidas. Por otra parte el combustible solía proceder de residuos procedentes de labores como por ejemplo la poda. Esto permitía que el balance entre la energía invertida en obtener el combustible (madera) y la energía que esta proporcionaba fuera muy holgado.


EL FRACASO DE UN MODELO
Actualmente, el balance entre la energía gastada en todos los procesos necesarios para llevar la energía a nuestros hogares y la energía útil que realmente usamos para poner en marcha electrodomésticos o maquinaria, es bastante reducido. En el caso de los biocombustibles, las Tasas de Retorno Energético pueden llegar a darnos un balance de energía neta negativo, con lo que dejan de ser una fuente de energía.
El problema de las energías renovables está mal planteado, porque una energía solar limpia, sostenible, barata y eficiente, siempre ha existido. Pero a nuestro modelo económico eso no le basta. Además de eso, debe poder obtenerse de forma CRECIENTE y exponencial. Nuestro sistema no está diseñado para gestionar fuentes de energía finitas, por muy renovables y eficientes que sean, o como en el caso del petróleo, aunque su abundancia nos haya hecho creer que era inagotable.


Las energías renovables son, hoy por hoy, una extensión del petróleo. Por dos motivos: para su puesta en marcha y mantenimiento necesitan directa o indirectamente de combustibles fósiles y por otro lado, el balance neto de energía es muy bajo, hasta el punto de que en algunos casos de biocombustibles son un sumidero de energía, o lo que es lo mismo, gastamos mas energía en obtenerlas de lo que producen.


TASAS DE RETORNO ENERGÉTICO ALIMENTARIO
La energía renovable mas importante para el ser humano es la que obtiene de los alimentos para su sustento vital. Cuando se habla de crisis energética y pico del petróleo, casi todo el mundo piensa en los automóviles. Sin embargo, la producción, procesado y comercialización de los alimentos consume tales cantidades de energía que las tasas de retorno energético dan un balance disparatadamente negativo; invertimos 10 calorías para producir 1 caloría de alimentos. Si no cambiamos rápidamente y localizamos la producción de alimentos, a la vez que hacemos una agricultura no dependiente de los combustibles fósiles, estamos abocados a una crisis alimentaria global de proporciones dantescas. No es una hipótesis catastrofista, es una certeza matemática.

CONCLUSIÓN
Debemos concluir por tanto que el fracaso de las renovables no es otro que el fracaso de un modelo económico basado en el crecimiento infinito, en un planeta de recursos finitos, por muy renovables o abundantes que estos sean. Gaia lleva gestionando los recursos renovables durante 4500 millones de años, el ser humano los ha saqueado en unas décadas.

14 comentarios:

  1. La Tasa de retorno enérgetico es bien sencilla y lógica. En realidad lo ilógico es que se gestionen las energías de forma contraria a lo que indica ésta. Ahí entrarían factores como, en el caso español, la corrupción y los negocios fraudulentos en torno a las renovables, o a otra cualquier energía o materia prima, sobre todo en torno a la especulación sobre el suelo, su uso, la subvención estatal a cobrar, y un largo etcétera de "falsos peldaños" que nunca llegan a ninguna parte...
    Saludos, Gaia

    ResponderEliminar
  2. Hoy me acordé de ti, Gaia, porque vi un docu sobre energías alternativas y hablaban de algo importante a mi modo de ver: la microgeneración de energía. Ese es el gran logro, desde mi punto de vista, de las renovables o de energías como la hidroeléctrica sin ser tan contaminante... el generar energía justo al lado del centro de consumo, para pequeñas empresas, viviendas o pequeños pueblos... se ahorra en transporte que precisamente es el 40% del uso de petróleo en nuestro país.
    La cuestión es abaratar el coste de la puesta en marcha de un microgenerador de energía para hacerlo más apto a la gente...

    ResponderEliminar
  3. Otro caso de incongruencia es el de los aerogeneradores para cuya instalación y mantenimiento se pretende arrasar bellas cumbres en algunos lugares. ¿No era la preservación de la naturaleza la virtud de estas energías? La realidad es que hasta hoy no se conciben para sustituir la energía sucia sino como un intento de añadir más energía para alimentar la misma bestia, con las mismas prioridades. Incluso cuando la TRE es positiva, no pueden ser una solución ambiental si se ponen al servicio del mismo modelo económico que genera el exceso, si no cambia también este modelo que es destructivo por sí mismo e insaciable por definición, (dependiente de crecer siempre).

    ResponderEliminar
  4. @ Ginebra
    Nuestro sistema tienda a concentrar los recursos y la riqueza en pocas manos, sin embargo la energía llega a la Tierra de forma DISTRIBUIDA. El capitalismo va en contra de las leyes de la Naturaleza y nuestro modelo de vida también.
    Como bien comentas, la microgeneración de energía, así como la localización en la producción y consumo de alimentos, es la única solución al problema. Debemos cambiar nuestro sistema para adaptarnos a un modelo realmente sostenible y renovable. Otro camino solo lleva al precipicio.

    ResponderEliminar
  5. @ Ecora
    Efectivamente, es un fracaso de nuestro modelo, que juzga como equivocado todo lo que no se ajusta a sus pretensiones.
    Una producción basada en el autoconsumo sería mucho mas eficiente pero las multinacionales perderían el control del negocio. Lo mismo pasa con la producción de alimentos.

    ResponderEliminar
  6. Miro alrededor, hablo con las personas de lo que pasa y veo que la gran mayoría es indiferente y que no le importa nada siempre consigan parte del pastel.

    ResponderEliminar
  7. @ Bohun
    Otro tanto observo yo por todas partes. Supongo que es el efecto del marketing brutal al que se hayan sometidas nuestras mentes. Nuestra visión del mundo se haya condicionada por los miles de anuncios con los que nos bombardean la grandes multinacionales.

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo con vosotros cuando decís que el problema está en las multinacionales que no quieren perder negocio. La energía solar puede ser una excelente solución, pero, por sus carácterísticas descentralizada, no interesa a las empresas. Hace bastantes años el agua caliente de la Casa Blanca procedía de la energía solar. También hace unos años funcionaba en norte de Alemania una caso que cubría todas sus necesidades con energía solar; rápidamente la patente fue comprada y escondida. No interesaba a las petroleras.
    Ahora he leído que una empresa está montando una centrol solar, un monton de barbaridades para acumular la energía y después distribuirla.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. @ Juliana Luisa
    La única forma de aumentar la eficiencia de las renovables pasa por la descentralización y distribución, incluyendo especialmente a la alimentación, donde la ausencia de soberanía alimentaria ya nos está llevando a situaciones dramáticas.

    ResponderEliminar
  10. Excelente análisis. Como siempre, hay demasiados intereses económicos y políticos en el asunto.

    ResponderEliminar
  11. @ Pedro Ojeda Escudero
    Necesitamos una revolución, pero nadie va a hacerla por nosotros.

    ResponderEliminar
  12. Tema energías es como tema bancos y cajas...
    Otra fuente de estafas...alimento de políticos y grandes empresarios.

    Una gran mentira descontrolada que deriva nuestra civilización moderna y obsoleta a una destruccion masiva de la tierra y sus habitantes....
    Una mentira que ha dejado de engañar a la gran masa que durante 50 años estubo dormida.
    Salugos!!!

    ResponderEliminar
  13. En México hay algunos proyectos de energía eólica, pero en lugar de ser éxitos y que beneficien a las comunidades, son controlados por el gobierno, y allí parte ya el fracaso.

    Un cariñoso abrazo,Monique.

    ResponderEliminar
  14. Perder de vista el monetarismo en el que caemos constantemente sería un buen punto de partida. Gracias por adentrarnos en el mundo físico donde las valoraciones pueden aportarnos un grado mayor de eficiencia, en este caso energética.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...