jueves, 18 de marzo de 2010

Equilibrio es desequilibrio (Y viceversa)




-Al mar lo hacen inmenso la escueta longitud de nuestros pasos. La lejanía convierte a las estrellas en apenas puntos de luz. La evidencia, cuando lo ocupa todo, se vuelve invisible. Nuestras vidas transcurren en un instante de eternidad. Dejamos nuestras huellas en una mota de polvo. Sin embargo, para los seres vivos que forman parte de nosotros, somos inabarcables e inconcebibles, quizás ignoren incluso, que sin ellos no somos nada.
Gaia, verás equilibrio en la turbulencia, paz en la tempestad, armonía en la disonancia... Elige la escala y encontrarás la medida de tu existencia, el sentido del equilibrio.
Puedes vivir en el bosque y decir que conoces el bosque, pero solo lo habitas. Desconfía de las certezas que no hacen preguntas.
Gaia quedó pensativa. Estaba claro que Ana dominaba algo más que el arte de la pintura. La confusión se diluía cuando ella tomaba la palabra.
-Pero Ana, si no podemos conocerlo todo ¿cómo encontraremos la Verdad?
-De lo que podemos y queremos conocer debe ocuparse la inteligencia, de lo que desconocemos o somos incapaces de concebir debe ocuparse la humildad.
-¿Ser humilde es muy difícil? -Preguntó Gaia, que no tenía muy clara su vocación para el ascetismo.
Ana le hizo un guiño.
-Lo cierto es que ¡es mucho mas práctico el sentido del humor!
Y las dos echaron a reír, mientras la solemnidad se disolvía para no hacer daño con ninguna intransigencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...