domingo, 30 de mayo de 2010

Todos los seres humanos son seres humanos


-Es la primera vez en todo el mundo que un magistrado, en democracia, es privado de su cargo y sometido a juicio por intentar conseguir verdad, justicia y reparación para las víctimas de crímenes internacionales.
Estoy muy triste, Gaia. Veo acercarse la tragedia. En estos días ocurre, que me cuesta encontrar la belleza. Los motivos por los que el mundo merece ser amado se me escapan. Las sombras de los asesinos portan ahora las togas y exhiben la impunidad como un trofeo.

El silencio se alargó entre ellas durante un tiempo. Ana sentía su dolor multiplicarse, la infamia florecer en las cunetas.

-Todos debemos despedir la vida algún día, pero ¿como decir adiós a la dignidad? Los jueces han cumplido su juramento de lealtad a la antigua bestia.
¿En qué lugar se detendrá la muerte si la justicia no puede ser invocada? Un nuevo ciclo de destrucción se cierne sobre la ingenuidad de los nuevos proscritos. Al principio, todas las víctimas piensan que ser inocente basta para no ser atacadas. Al principio, todas las víctimas esperan que la justicia las defienda.
Todos los seres humanos son seres humanos. Cuando esa verdad se traiciona en los tribunales, nunca hay suficientes columnas, suficientes estatuas o suficientes alfombras, para reparar el alma de la justicia.

22 comentarios:

  1. Algunas-muchas togas no pueden traicionar sus genes franquistas y el hombre intenta guarecerse tras un árbol

    ResponderEliminar
  2. ¿Me gusta ponerlo todo en tela de juicio hasta que rinda fruto, luego probar su fruto y decidir? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Felipe, lo que ha sucedido en España ha escandalizado al mundo entero y ha supuesto un paso atrás para la justicia universal.

    ResponderEliminar
  4. Apoyo tu actitud escéptica, emejota, pero si hay algo que puede indignar y humillar a una víctima, es verse situada en el lugar del criminal. Es como si cada vez que estalla una bomba, los muertos debieran justificar su derecho a la vida.

    ResponderEliminar
  5. Hola Gaia, la víctima vomo victimario, acaso lo más perverso de lo perverso y si eso se dá en el ámbito de la justicia... a mí particularmente me indigna sobre manera. Soy de un país que sabe de dictaduras, de torturas, de huesos esparcidos sin tumbas. De hijos apropiados por los genocidas. De leyes de obediencia debida y punto final, de indultos (¡INDULTOS!) a los pocos genocidas juzgados.
    Antes que por los medios, me enteré por Felipe lo que sucedía con Garzón. Y sentí como un puñal que revolvía mis propias llagas.


    Un abrazo...te sigo!!!

    ResponderEliminar
  6. Beatriz, gracias por tus palabras, porque la mas indignante es la indiferencia de la gente. Qué se puede sentir cuando escuchas a alguien, después de conocer el caso decir: "ummh... asesinada, violada, arrojada a un descampado... algo habrá hecho ¿no?"

    ResponderEliminar
  7. El dolor ha ocupado el lugar de la rabia. Es la impotencia que sentimos, Camino, la sensación de estar vendidos, la impunidad de los criminales, y la certeza de que no hay justicia.

    ResponderEliminar
  8. Gaia, gracias por el comentario. La justicia en nuestro país nació con muchos resabios franquistas que no se han superado, más bien agudizado. He hecho el enlace con tu blog que me ha enganchado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Como tu y el resto de los comentaristas, pienso que ha habido o esta habiendo un importante retroceso en nuestro país. Sin duda una de sus manifestaciones es la incapacidad para juzgar los crímenes del franquismo. Todo un retroceso en la justicia universal en la que este país, gracias a jueces como Garzón, era pionero.
    Me ha gustado mucho tu blog. Me hago seguidora. Por cierto disculpa que no haya venido antes siendo del grupo de Grito de lobos. Siempre ando a la carrera
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Como bien dices Ramón, el dolor ha ocupado el lugar de la rabia. Las connivencias son tan evidentes, que rondan la desfachatez.

    ResponderEliminar
  11. pena, el franquismo se ha enquistado en la cúpula judicial y en ella se ha hecho fuerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Ciberculturalia, el ultimo informe de Amnistia Internacional realiza una recriminación muy severa al estado español, incluido el actual gobierno, en materia de derechos humanos. La crisis, elevará los niveles de pobreza y la represión de las protestas serán la respuesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Sí, estamos tristes y preocupados porque nuestra inocencia fue burlada. Su primer juramento invalidó al segundo y no al revés. Siguen atrapados de su condición primigenia... La semilla del fascio germinó en parte de la sociedad española y en sus estructuras... ¿Cómo hacer para que la justicia reine?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Ay, Gaia querida, qué cierto es lo que te dice Camino. Lo más terrible, amiga, es que quisimos suponer que la justicia existía y la invocamos desde nuestros corazones. Una vez más, impera el terror y el desconcierto. ¿Dónde nos esconderemos para que no nos callen? ¿Será posible volver a elevarnos? ¿Nos hemos elevado alguna vez?
    No sigo haciendo preguntas, porque me eternizaría.
    Lloro contigo y espero que el dolor siembre sus frutos de alegría venideros. Conservemos la sonrisa y la esperanza. No les demos el placer de vernos vencidas.
    Besos grandes, mi amiga.

    ResponderEliminar
  15. Yo en particular ya me he sentido burlado desde el Mayo del 68. Creo que no tenemos que escondernos de nada, al contrario. Y si alguna memoria hay que recuperar en todo caso, es la parte buena que trajo la republica, los asesinos y asesinatos de la dictadura, y nuestro muertos. Estoy de acuerdo en recuperar todo lo que se ha ninguneado, ultrajado o escondido.
    El franquismo ha renacido...?
    No! no ha salido nunca de nuestras vidas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Me temo Antonio que la justicia es algo cada vez mas condicionado al poder, Amnistía Internacional así lo denuncia, estamos asistiendo a un fuerte retroceso en garantías jurídicas para víctimas y a la instauración de procesos que ofrecen mayor impunidad a los poderosos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Querida Isabel, no sabes como me duele ver la tristeza de Ana. No creo estar aún preparada, pero es posible que me decida a retomar el hilo de sus palabras. Al fin y al cabo he aprendido mucho de ella, bueno, y también de ti.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola Josep, todos sabemos que una de las cosas que mas teme el fascismo es la verdad: la libertad de expresión no es precisamente uno de sus principios ¿por qué será?.
    Recuperar nuestra memoria, reivindicar y honrar a las víctimas que un día dieron su vida por la democracia, es deber y motivo de enaltecimiento. No arrastremos nuestro pasado como una vergüenza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. La belleza está en ti, en un alma humana, que sufre y se indigna ante las injusticias ,y que actúa denunciándolas. La dignidad es un valor grande, donde los enanos no caben...

    besos, Monique.

    ResponderEliminar
  20. Aunque se firmase en la Transición una "Ley de punto final", los ciudadanos deberíamos de haber protestado en masa ante el atropello que se le hace a Garzón.

    Estimado Gaia, se desencanta uno de muchas cosas al ver que los demás no quieren "complicarse la vida", ni con fines justos como éste lo es. La gente "pasa" de casi todo. Es una pena. No nos preocupamos más que de nuestras propias miserias e intereses.

    Tienen que manifestarse las Abuelas de la Plaza de mayo en favor de Garzón porque aquí "pasamos" del tema.
    Triste España.

    Con afecto

    ResponderEliminar
  21. Qué curiosa coincidencia respecto al uso de la imagen. Comparto contigo mi visión.

    http://laantorchadekraus.blogspot.com/2010/05/cuidado-con-las-imagenes.html

    Salud.

    ResponderEliminar
  22. La escena de la fotografía la recordaré toda la vida, es de las que no se pueden olvidar.
    Ocurrió durante la guerra del Vietnam, la pistiola la empuña un oficial vietnamita y apunta a la sien de un vietcong, lo malo es que apretó el gatillo, impactó en su sien la bala y salió un chorro de sangre mientras el vietcong caía muerto.
    La pasaron por la televisión en un telediario.
    Yo no estaría muy seguro de que quien disparó y quien permitió que esa imagen apareciera por televisión fueran seres humanos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...